27 de abril de 2012

LA CIENCIA DEL COLOR

En el Día Mundial del Diseño, se me ocurre que una buena manera de homenajear a quienes dedican sus esfuerzos a la comunicación a través de formas e imágenes es recomendar un libro ameno y potencialmente útil para sus quehaceres.

"La ciencia del color - Historias y pasiones en torno a los pigmentos" es una obra que integra una colección de divulgación científica. Está destinada, por ende, al público general, pero los diseñadores -y los comunicadores en general- pueden hallar en ella un recorrido muy ameno por la historia de cada color, el origen de su nombre, y los valores y cualidades que cada uno representa, así como también las reacciones inconscientes que provoca en las personas.

Quien ha trabajado temas de identidad visual sabe que los colores son herramientas prioritarias para comunicar la personalidad de una marca a sus diferentes públicos. Por eso, una marca puede usar el azul oscuro para hablarle a un público técnico, y el naranja para convocar ciertas emociones de, por ejemplo, el público infantil. Por ejemplo, algunos bancos argentinos acentuaron el uso de colores vivos para atraer, justamente, a públicos nuevos y bancarizarlos. En el manual de identidad visual de una marca, un logo puede tener diferentes aplicaciones según las ocasiones, y en ese terreno los colores son primordiales.

Justamente en una nota anterior nos referíamos a la primacía que tiene la imagen en estos tiempos en que la comunicación visual cobra mayor relevancia, más aun de la que siempre tuvo. Las metáforas visuales, al decir de David Aaker, comunican la identidad de una marca y pugnan por hacerse un lugar en la mente de sus públicos.

Ana von Rebeur, autora del libro, es una polifacética diseñadora, periodista y psicóloga, y en su obra repasa todos los colores -un capítulo para cada uno- a la vez que nos cuenta cómo los productos de limpieza usan el azul o los alimentos naturales el marrón. También explica por qué pintar las paredes de cierto color mejora la productividad de los empleados, y cómo las reglas de ceremonial indican que a las audiencias con el Papa hay que ir vestido de negro.

A la vez, en esta obra descubrimos los diferentes significados que puede tener un color según el país. Por ejemplo, parece que el rojo en China atrae la buena suerte, y el blanco en Japón se usa para el luto.

Una obra entretenida y con la extensión justa para una lectura rápida, ideal para diseñadores y comunicadores, con bibliografía abundante y un blog que lo complementa.

No hay comentarios.: