21 de enero de 2010

NUEVAS HERRAMIENTAS Y CAMBIO CULTURAL

La empresa Melcrum realizó una encuesta anual sobre el uso de las nuevas herramientas en la comunicación interna, y a través del blog de Lee Smith, un consultor de Londres, leo los resultados preliminares, que no sorprenden pero confirman la tendencia ya observada en otros casos y estudios.

Los comunicadores internos, como era de esperar, se están volcando decididamente a las herramientas de la Web 2.0, tales como blogs de ejecutivos y empleados, videos online y foros de formato Twitter, para difundir mensajes estratégicos, estimular la colaboración y compartir el conocimiento dentro de la organización.

El 53 por ciento de los comunicadores que respondieron a la encuesta planean aumentar la inversión en su intranet durante 2010 (en un escenario financiero aún incierto, cabe destacar). Las herramientas más buscadas son los videos online y los podcasts.

En cuanto a los beneficios que reporta el uso de los nuevos medios, las respuestas son: mayor nivel de compromiso de los empleados (21%), mejor comunicación con los empleados situados en ubicaciones lejanas (16%), administración y colaboración del conocimiento (25%), mejora en la respuesta de los empleados (20%) y mayor visibilidad y accesibilidad de los líderes de la organización (14%).

Cuando busquemos argumentos para "evangelizar" en nuestra organización sobre los beneficios de animarse a explorar nuevas herramientas, vendrá bien recordar las respuestas en otros lugares del mundo.

En el fondo, hay un cambio cultural obligado en el hecho de pasar de compartimentalizar el conocimiento a compartirlo. Unas pocas letras de diferencia, pero un abismo de distancia en muchas organizaciones en las que los empleados desconfían de "esos" que preguntan todo y quieren aprender lo que hace el otro. De la misma manera, la cercanía de los líderes es un tema extraño en muchas compañías en las que el miedo al crecimiento de los subordinados está vigente.

Las herramientas facilitan el trabajo, pero la voluntad pasa, como siempre, por el incierto y emocional factor humano.

No hay comentarios.: