28 de diciembre de 2009

2010 Y EL CAMBIO DE PARADIGMA

Hace unos 560 años, Johannes Gensfleisch zur Laden zum Gutenberg creó la llamada imprenta de tipos móviles y la historia de la comunicación dio un vuelco histórico. La imagen que encabeza estas líneas es de la famosa Biblia de Gutenberg.

Hoy, a unos días del 2010, nos preguntamos cómo sigue este cuento y cómo podemos aprovecharlo. Se termina la etapa de la experimentación en las redes sociales y los medios comunitarios, y sobreviene la profesionalización definitiva de esos formatos. Ese es el desafío mayor del año que empieza.

Me parece apropiado el siguiente párrafo del documento de James Grunig: "Paradigms of global public relations in an age of digitalisation", publicado en 2009.

"The new digital media have dialogical, interactive, relational, and global properties that make them perfectly suited for a strategic management paradigm of public relations—properties that one would think would force public relations practitioners to abandon their traditional one-way, message-oriented, asymmetrical and ethnocentric paradigm of practice. However, history shows that when new media are introduced communicators tend to use them in the same way that they used the old media".

En traducción mía: "Los nuevos medios digitales tienen propiedades globales, relacionales, interactivas y dialógicas que los hacen perfectamente adaptados a un paradigma de administración estratégica de las relaciones públicas, el cual uno pensaría que forzará a los profesionales de las relaciones públicas a abandonar su paradigma tradicional de comunicación unidireccional, orientado al mensaje, asimétrico y etnocéntrico. Sin embargo, la historia muestra que cuando los nuevos medios son introducidos, los comunicadores tienden a usarlos de la misma manera que usaban los viejos medios".

En síntesis, estamos frente a un cambio de paradigma, que obliga a revisar también los marcos conceptuales en que nos movemos. No solo el año cambia en estos días, y más vale que lo tengamos bien presente.

Con ésta, mi última nota del año 2009, deseo un gran 2010 para todos los amigos lectores, en el que cumplamos nuestras metas más preciadas. Y como siempre, con mucha comunicación, y de la buena. Llega el turno de las vacaciones para este humilde espacio, que espera seguir entregando reflexiones valiosas en los meses que se vienen. Gracias por estar del otro lado acompañando mis búsquedas e inquietudes. Hasta la vista.

No hay comentarios.: