13 de mayo de 2009

NIGERIA Y SU NUEVA MARCA-PAÍS

En una columna anterior reflexionábamos sobre la importancia de que la marca-país estuviera alineada con los atributos reales de un país. Por más profesional y meticuloso que sea el diseño e implementación de una marca, fracasará en el tiempo si no es coherente con la identidad real que le corresponde. Una nota reciente de la revista The Economist me viene como anillo al dedo para ilustrar esta aseveración.

Allí comentan la iniciativa de Nigeria para rediseñar su marca-país con el lema: "Nigeria: Buena Gente, una Gran Nación" ("Nigeria: Good People, Great Nation"). A continuación el cronista relata que los propios nigerianos se ríen de esa campaña, habida cuenta de la corrupción y los fraudes que imperan en ese país. "No tenemos el beneficio de la duda", afirma Dora Akunyili, ministra de Información de Nigeria.

A decir verdad, el continente africano en general esta asociado en la mente de muchos a gobiernos inestables y despóticos, que se valen de los recursos naturales -y fundamentalmente, minerales- para vivir como reyezuelos y mantener engañados a sus pueblos. Nigeria, con sus 143 millones de habitantes y su petróleo, es uno de los países más representativos del continente africano, y esa posición también condiciona su imagen. En la mente de muchos argentinos, Nigeria está asociada al fútbol y un momento fatídico en la historia de Maradona (quien a su vez identifica a la Argentina en la mente de gran parte del mundo).

Tal como acota un comentarista en la nota, hay muchos estereotipos sobre Nigeria -como sobre cualquier país- pero entonces la tarea es cambiar esos estereotipos en lugar de quejarse de ellos. Otro artículo interesante sobre este caso puede leerse aquí. En los medios nigerianos, las repercusiones tampoco han sido buenas, no por la iniciativa que es vista como algo necesario, sino por el lema elegido y por la situación real. "¿Qué país tiene mala gente, qué país no es una gran nación?", preguntan algunos.

Hoy hablamos de Nigeria, pero podría ser el país que eligiéramos. La marca-país acompaña, pero no cambia la realidad.

1 comentario:

Maga dijo...

Muy bueno el artículo Ignacio! siempre compartiendo novedades! Me recibi este año justamente con un trabajo sobre la comunicación de la Marca País Argentina. Muy interesante tu aporte con el caso Nigeria. Un saludo!