11 de marzo de 2009

EL COMUNICADOR SIGUE SIENDO EL PUENTE

Días atrás hablábamos de la polémica suscitada con respecto al nuevo rol que deberían cumplir los comunicadores, en el sentido de que la Web 2.0 los obligaría a buscar nuevas formas de ser útiles a sus clientes. Pero cuidado: el futuro ya está llegando, pero la intermediación tradicional sigue gozando de buena salud. A la prueba me remito.

La empresa Cision y la George Washington University llevaron a cabo un estudio sobre cómo valoran los periodistas (redactores y editores) estadounidenses a los comunicadores o relacionistas públicos en su trabajo cotidiano. ¿Recurren a ellos? ¿Les son útiles? ¿Cómo se ubica la labor tradicional de los comunicadores en el nuevo panorama de la Web 2.0?

El trabajo puede verse completo haciendo click aquí. No se pierdan los textuales de la página 24, entre ellos el que pide que en las gacetillas se eviten expresiones como "industria líder", algo de lo que ya habíamos hablado en este espacio.

Destaco las siguientes conclusiones:

- Al pedírseles a los periodistas que eligieran de entre nueve fuentes que se les presentaban para armar sus notas, el 94 por ciento de quienes respondieron (que fueron 744) dijo que recurría a los comunicadores.

- Los sitios web figuran a la cabeza de las fuentes a las que acuden los periodistas para armar su nota (100%). Más atrás están los comunicadores, como ya hemos dicho (94%). Las redes sociales y los podcasts no son considerados tan importantes.

- Más de la mitad de los periodistas consultados afirma que prefiere recibir las gacetillas de los comunicadores en formato de "solo texto".

- Los periodistas de todas las edades usan los sitios web todo el tiempo. Atención diseñadores y administradores de contenidos.

En síntesis, los periodistas siguen recurriendo a los comunicadores para hacer su trabajo, y su uso de los medios comunitarios aún es menor. Habría que ver si estas conclusiones son de total aplicabilidad en la Argentina, aunque estimo que aquí los periodistas están aún menos digitalizados en términos de fuentes.

Por último, repito lo que mencionaba más arriba: los periodistas quieren menos autobombo y más información. Ya saben que nuestra organización es extraordinaria ¿para qué repetirlo? O como escribe Jim Horton, a través del cual llegué a este informe: "¿Cuándo aprenderemos?".

No hay comentarios.: