17 de diciembre de 2008

EN TIEMPOS DE CRISIS, MÁS COMUNICACIÓN INTERNA

La British Association of Communicators in Business (CIB), una organización que data de 1949 y está dedicada a temas de comunicación, sacó un comunicado en el que destaca la necesidad de reforzar la comunicación con los empleados en una época de recesión global como ésta.

Frente al posible preconcepto de que la comunicación interna es un área que puede funcionar al mínimo y en piloto automático cuando de reducir presupuestos se trata, esta organización nos recuerda que las crisis pueden traer "un impacto devastador en los niveles de motivación y la performance".

La CIB deja algunas recomendaciones para ayudar a los empleados a pasar la crisis:

- Explicarles el impacto directo que tiene la situación sobre su organización, y lo que ésta hará para mitigarlo.

- Comunicar cuanto antes las decisiones sobre despidos, reestructuraciones o recortes presupuestarios. No demorar estos anuncios.

- Recordar la importancia de los jefes y supervisores como vehículos de la comunicación interna vertical, como voceros y como escuchas. La confianza es aquí esencial.

- Comunicar siempre, y evitar el silencio. Si la organización no dice nada, los empleados sacarán sus propias conclusiones.

- Los líderes deben ser más creíbles y visibles que nunca.

- Si se propaga información incorrecta en la organización, a través de rumores o campañas malintencionadas, hay que salir a aclarar los tantos lo antes posible.

- Coordinar la comunicación interna con la externa. Algo que se cae de maduro, pero nunca está de más recordar.

No olvidemos que actualmente, los empleados tienen una capacidad de difusión propia que nunca habían tenido, merced a las herramientas de la Web 2.0. Un rumor puede empezar en Twitter o en un humilde blog que leen algunos integrantes de la organización, los que a su vez comentan el tema con otros compañeros de oficina. La bola de nieve comienza a agrandarse, y si la organización no lo monitorea rápidamente, puede ser muy tarde.

3 comentarios:

Senior Manager dijo...

Mira como estoy experimentando en carne propia lo que apuntas que en mi empresa se ha gestado una reestructuración (léase despidos) y la desinformación es lo único que tenemos. Lo peor son las filtraciones que van llegando como gotas mortales que van agujereando nuestra paciencia. Si simplemente siguiera estos pasos se evitarían muchos traumas.
Slds
SM

José Miguel Arriagada Herrera dijo...

Ignacio, que tengas una feliz navidad,

Atte,

To colega bblogero del otro lado de Los Andes

Ignacio Duelo dijo...

Gracias, José. Un abrazo desde Buenos Aires.