25 de enero de 2008

SER RESPONSABLE ES NEGOCIO (PARTE 3)

Las prioridades en materia de Responsabilidad Social Empresaria, en un mundo globalizado, no son las mismas entre un país y otro. Dependen de culturas ya establecidas antes de que el concepto de RSE emergiese. Según el informe de The Economist, las empresas rusas no parecen interesadas en la ciudadanía corporativa, mientras que en Brasil el concepto está mucho más arraigado y el Instituto Ethos recibe la adhesión de unas 1.300 compañías. En la India, en cambio, la RSE está aún limitada a una filantropía paternalista que es tradicional y no incluye condiciones mejores de trabajo.

Párrafo aparte para el gigante chino, cuyo afán por crecer deja de lado las contemplaciones éticas. La falta de libertades sociales es otra barrera para el crecimiento de iniciativas nuevas por el lado de ONG o fundaciones. De todas maneras, ya hemos visto que China recibe presiones desde sus clientes del exterior para que la cosa empiece a cambiar. En todo caso, la apertura de mercados es fundamental para que la RSE se propague por el mundo emergente y se transforme en un beneficio de la globalización.

Conclusiones finales del informe:

- El negocio de la Responsabilidad Social Empresaria tiene un grupo de líderes, una gran número de seguidores y muchos rezagados.

- Ser un líder entusiasta y de alto perfil conlleva el riesgo de prometer más de lo aconsejable. Ser el primero siempre es ventajoso, pero a la larga, el que se lleva las palmas es el que implementa mejor. Quizás sea mejor ser el segundo o tercero en poner en práctica ciertas ideas, porque así ya se han aprendido las lecciones del primero en hacerlo. Para ser líder, es conveniente elegir en qué actividades nos destacaremos y en cuáles simplemente cumpliremos con las normas estándar.

- Los seguidores tienen como motivo principal de sus acciones de RSE una simple razón de conveniencia, o mejor dicho, de relaciones públicas. Es decir, no hay una actitud genuina sino un cálculo de beneficios, lo cual le resta algo de valor pero no de efectividad.

- Los rezagados son de dos clases: los que sencillamente no le han prestado la debida atención al fenómeno de la RSE, y los que piensan que se pueden permitir ignorarla, al menos por ahora. En ambos casos, el riesgo es el de llegar demasiado tarde y perder la oportunidad de subirse a un tren exitoso.

Ahora bien, si ignorar la RSE es riesgoso, mucho más riesgoso es ignorar cuál es el sentido del negocio que la empresa tiene en su razón de ser. El éxito verdadero estará siempre en el equilibrio entre la responsabilidad y la competitividad comercial. Llegará un día, lejano aún, en que la RSE sea parte obvia del negocio, y los especialistas en ella deban dedicarse a otra cosa.

6 comentarios:

Senior Manager: dijo...

La RSE tiene todavía poca penetración como variable activa de los principios empresariales actuales y aún no ha sido del todo aceptada a nivel mundial...Sólo las grandes empresas occidentales (no todas) han dado acogida a esta iniciativa. No obstante la importancia de estas empresas a nivel de mercados hace que el resto se incline a imitar y adoptar lo que consideran bueno o positivo...Falta mucho camino por recorrer, pero las perspectivas parecen ser positivas.

Ignacio Duelo dijo...

Es que al margen de que quieran imitarlas o no, la RSE se expande a fuerza de cadenas de comercialización. Si soy responsable obligaré a mis proveedores a que lo sean, y esos proveedores, para las empresas globalews, están en mercados distintos, por lo cual se produce también la globalización de la responsabilidad, por gusto o por rigor.

Gracias por todos tus comentarios sobre este tema.

Senior Manager: dijo...

¡De nada!...se trata de un tema interesante que tiene mucha tela que cortar y que estará en boca de todos en el futuro inmediato... Por cierto, si la RSE se expande a través de los canales de comercialización, solo basta esperar a que llegue a todos por igual... Sólo me preocupa quién implementará los controles en los países menos involucrados, ya que a veces un control retroactivo no es suficiente.

Fran Fernández dijo...

Ignacio, muchas gracias por hacer esta traducción y resumen.
Estoy empezando a trabajar sobre el tema de RSPersonal o Individual, y no había pensado que el tema del consumo es fundamental de abordar.

Te seguiré los pasos a través del blog, saludos desde Chile!

Fer Solari dijo...

Hola Ignacio,
es el mejor resumen e interpretación que he leído en castellano sobre el informe especial de The Economist! Felicitaciones por eso. Y por tu blog, donde muchas veces encontré temas y enfoques realmente interesantes.
Permitime contarte algo y pedirte ayuda.
Quiero contarte que una de las cosas que indica este informe, al igual que el artículo de Porter & Kramer al cual citan, es que el desafío está en el "Cómo". El punto es que tengo desarrollado un "cómo", sin haber inventado la pólvora ni nada que se le parezca si se que tengo un camino para darle contenido a la RSE y generar "Beneficios Compartidos". El desarrollo metodológico lo presenté en un libro que editó Granica, "Lazos Comunicantes" es el título.
Podés ver información y vínculos en mi web.
Lo que quiero pedirte es que, como bien sabés, un libro es solo un comienzo y las chances de avanzar y mejorar solo se logran con la ayuda de quienes saben más que uno y quienes miran los mismos temas con otros ojos. Me interesa, por eso, particularmente tu opinión sobre mi desarrollo. Si tenés un ejemplar de mi libro y una opinión sobre él me gustaría mucho poder intercambiar ideas para un enriquecimiento mutuo. Si querés que te haga llegar un ejemplar solo tenés que hacermelo saber.
Por supuesto, cualquiera sea el origen del ejemplar lo dedicaré como corresponde ;=)
(Sinceramente hubiera preferido enviarte un mail privado, pero no encuentro tu dirección, si llega a ser contrario a tus principios te pido lo levantes inmediatamente.)
Gracias por la difusión y la amplitud que le das a los temas que tanto nos apasionan a unos cuantos.
Un fuerte abrazo,

Fernando Solari
+54 (9) 11 5573 4978
fernando@solariScope.com
www.solariScope.com

Benito dijo...

RSE y la responsabilidad individual van unidas. Si somos seres quienes queremos vivir en el mundo y que el mundo como nuestra casa sea habitable, tenemos que hacer lo necesario para vivir muy agradablemente.
Hace pocos días leí acerca de la vida en las virtudes, y es un modo de vida que expresa virtudes y valores. De modo que las personas expresamos distintos modos de vida y así valores y virtudes humanas.
He visto que hay tratos a los clientes que dejan que desear. Cuando los empleados no tienen claro la tarea de vender y ofrecer un servicio en el bien material que expenden y en el trato que ellos tienen con un público. Pero viene desde la gerencia. Pues existen algunas empresas que quieren vender no importa que más. Y se olvidan asuntos como impacto ambiental. Y desde las necesidades humanas. Cierto vivimos con más confort, pero a qué precio y me pregunto hay aún reversibilidad al mundo tan maltratado que tenemos?
Soy optimista y digo que si, pero hay que participar haciendo algo.