5 de enero de 2008

LOS BANCOS TAMBIÉN PUEDEN INTERMEDIAR ENTRE LOS CLIENTES Y LOS NECESITADOS

En su columa del Blog Responsable, Cristina Almirall describe las iniciativas éticas de los bancos españoles para darles un uso social a los fondos que los clientes les confían, al cumplir con su papel central en la intermediación del dinero.

Por ejemplo, escribe Cristina, "las libretas de ahorro solidario son libretas de ahorro en las que usted puede ceder una parte del interés recibido a la entidad financiera para que ésta lo invierta en distintos proyectos sociales y medioambientales". Otros ejemplos son los fondos de inversión éticos y las tarjetas de crédito solidarias.

El modelo de programa aquí no es el de la organización que dona dinero, sino el de la que ofrece al cliente que parte de sus inversiones o ganancias en intereses se destine a la solidaridad, para de esta manera ser también un intermediario entre el cliente y los necesitados.

Muchos bancos argentinos han prestado considerable atención a la Responsabilidad Social Empresaria, que tuvo un gran crecimiento a partir de la crisis del 2001, en la que uno de sus principales perjudicados en materia de imagen fue, como se sabe, el sector bancario. La RSE constituye para ellos una oportunidad de afirmar una tarea de reconciliación con la sociedad, y de recuperación de la confianza, elemento central en su relación con los clientes actuales y potenciales. Hay aquí una razón de conveniencia, que se suma a la obligación de toda organización para con la sociedad en la que se desempeña.

Al repasar las políticas de RSE de algunos grandes bancos de la Argentina, encuentro loables acciones y documentos muy bien estructurados sobre su esquema de responsabilidad, pero con un modelo distinto: el del banco que directamente lleva a cabo un plan sin actuar en conjunto con el cliente. En otros casos, su sitio web no tiene contenido alguno sobre acciones o políticas de RSE (lo cual puede querer decir que no las comunican por ese medio, o que directamente no las tienen). Un tercer grupo es el de los bancos que publican un conjunto de enunciados de buenas intenciones, pero sin especificar acciones concretas.

De todas maneras no descarto que haya acciones como las del ámbito español, y si alguien conoce alguna, me encantaría enterarme.

No hay comentarios.: