5 de octubre de 2007

QUE VIVAN LAS LETRAS

Solemos hablar, actualmente, de la civilización de la imagen. Casi como en las cuevas de Altamira, donde los hombres reproducían aquello que cazaban, no por amor al arte sino por el afán de provocar lo que querían lograr.

En estos días me encontré con un artículo donde está expresado un ramillete de ideas que venía rumiando hace un tiempo. Creo que la imagen no está venciendo a la palabra escrita, sino que la complementa de una manera aún subordinada a ella. Más aún, el advenimiento de los medios comunitarios ha causado un nuevo auge de las letras, que reinan en la gran mayoría de ellos. Sin ir más lejos, el blog es un medio que da rienda suelta a la palabra escrita para expresar reflexiones y sentimientos de todo tipo.

El wiki es una plataforma colaborativa donde cada usuario vierte sus conocimientos por escrito. En las comunidades como Facebook, en los chats o en los foros de discusión, la palabra escrita, aún complementada con recursos audiovisuales, fija el contenido.

La herramienta más obvia de lo que digo es el e-mail, primer recurso que nos ofreció la Red y no es otra cosa que una comunicación escrita entre dos o más personas. El problema del e-mail, justamente, es su abuso, que crea malentendidos o ruidos indeseados en ciertas comunicaciones que deberían ser interpersonales o telefónicas.

El mensaje de texto usado en los celulares es otra muestra de la comunicación escrita. Paradójicamente, el progreso de una herramienta creada para la comunicación verbal es su uso para escribir mensajes a otros. Los libros, aún digitalizados, siguen siendo material escrito, y la mayoría de los contenidos de la Red se ofrecen con un formato alternativo para imprimirlos.

Las búsquedas online, en Google, Yahoo u otros, también se hacen por escrito, y las empresas investigan qué términos son los más adecuados para figurar en los primeros lugares de esos buscadores.

Los únicos medios que no dan al texto un rol preponderante son los videos, los fotologs y los podcasts. Pero en los tres casos, su presentación se hace por escrito.

Justamente cuando acababa de terminar esta columna, y a través de eCuaderno, llegué a un artículo muy interesante sobre cómo los diseñadores de páginas web deben aprender... a escribir.

La letra no es letra muerta. Por el contrario, sigue guiando al hombre desde que hace 5.000 años algún prehistórico garabateó algo e inauguró la Historia.

La nota que dio pie a estas reflexiones se publicó en el Media Magazine de octubre 2007, y su autor es Joe Mandese.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Si te dejo un mensaje confirmo lo que decís aquí, si te dejo una foto te desmiento. El marco de este ámbito solo me permite lo primero; y mi razón también. Muy buen artículo. Un abrazo. SC.