31 de agosto de 2007

MÍRAME CUANDO ME HABLAS

En un reportaje reciente en el Daily Dog, Matthew Cossolotto afirma que los ejecutivos deben ser "ellos mismos" al hablar en público. El público no quiere formalidad o acartonamiento, sino autenticidad, espontaneidad y el "real you", es decir, la verdadera persona detrás del orador.

Cossolotto, después de haber trabajado en distintas empresas en la confección de discursos, tiene su propia consultora, a la cual bautizó con el sugestivo nombre de "Ovations" (Ovaciones).

Él usa los tres personajes centrales de "El Mago de Oz" (obra cuya lectura recomiendo) como símbolos de lo que un orador debe perseguir como metas, si es que no lo posee. El Espantapájaros encarna la información o el contenido a través de su cerebro tan deseado; el Hombre de Hojalata representa la pasión o emoción en su corazón también buscado, y el León Cobarde simboliza el llamado a la acción, la apelación a la audiencia para que haga algo, mediante el coraje.

Además, Cossolotto da una lista de seis puntos vitales para un buen discurso, cuyas siglas forman la palabra "SPEECH". Son los siguientes (con algunos comentarios míos):

1- "Strong start": Un buen comienzo se logra sorprendiendo a la audiencia, no con algo previsible sino con una cita interesante, un hecho desconocido o una historia personal. No nos perturbemos si a un chiste nuestro la audiencia ha respondido con el silencio. Ya hemos captado su atención y tal vez se estén preguntando frente a qué clase de personaje se encuentran.

2- "Pause for effect and drama": Las pausas y los silencios repentinos hacen que la audiencia sienta una intriga, y dan a la vez una impresión de autoconfianza. El orador es también un actor que teatraliza su papel en escena.

3- "Eye contact": El contacto visual con cada uno de los presentes hace que estos estén más conectados con el orador y el mensaje sea más cercano. La mirada, como dice Cossolotto, es electricidad.

4- "Enthusiasm and energy": El orador debe mostrar su entusiasmo y su pasión frente al tema en cuestión. Esto es contagioso y se complementa con gestos faciales y corporales. La comunicación no verbal es esencial (ya hablaremos de ella con más detalle).

5- "Conversational style": El estilo "conversacional" significa dejar de lado la formalidad, la rigidez y los clichés para hablar como quien le hablaría a un amigo en un café (con las salvedades del caso, claro está).

6- "Humour": El humor, que es a juicio de este servidor uno de los recursos más importantes en la vida, también lo es al hablarle a una audiencia. Sirve para romper el hielo, para humanizar la charla y para acercarse al público.

Estos principios pueden y deben aplicarse también en las conversaciones con jefes, empleados, pares, clientes, periodistas... ¡y novias (o novios), por supuesto!

No hay comentarios.: