9 de marzo de 2007

PROBAR Y APROBAR

Leo a través del boletín de Comunicar.info acerca de la técnica más o menos novedosa del "tryvertising", una forma de publicitar dando el producto a probar, o mejor dicho, a experimentar .

"El tryvertising, una nueva variante del product placement, se basa en que el consumidor pruebe el producto cuando le parezca oportuno, sin presiones de su fabricante. Con esta fórmula "gentil", los fabricantes buscan entablar un diálogo más íntimo con el consumidor, la cara opuesta del que les proporcionan las campañas de marketing masivas. El tryvertising está especialmente indicado para los consumidores de productos con precios altos. Estos clientes, generalmente pertenecientes al segmento de ingresos medio-alto, valoran muy positivamente que se les permita "experimentar" con el producto antes de adquirirlo. Entre las marcas de lujo que lo practican destaca Mercedes-Benz, que facilita la posibilidad de que los huéspedes de la cadena Ritz Carlton prueben su modelo CLS500".

Si bien la técnica de dar a probar se realiza hace años en supermercados, ferias y lugares de consumo masivo, aquí se trata, como señala el párrafo anterior, de productos con otro público al que se invita a vivir la experiencia de consumir el producto. Es decir, avanza un paso más allá de la muestra y se diferencia de ella al ser mucho más personal y menos mecánica.

Esto me recuerda a aquella famosa escena de "Perfume de Mujer", en la que el personaje ciego interpretado magistralmente por Al Pacino sale a probar una Ferrari Testarossa por las solitarias calles de un barrio de Manhattan y es parado por un policía al que engaña simulando que lo ve.

Puede encontrarse más del tema en Trendwatching y en Marketing Directo.

No hay comentarios.: