11 de enero de 2007

LO ESCRITO ESCRITO ESTÁ

En la tapa de un diario argentino de hoy se publica la siguiente noticia: "Tinelli interrumpió descanzo para ver pista de hielo". El error ortográfico no es mío, sino del medio. La posibilidad más alta es de que haya sido por negligencia, pero siempre hay un margen de duda. A veces, para llamar la atención del público, se insertan errores ortográficos adrede en los textos. No creo que éste sea el caso, porque a esta altura este medio no necesita de ello.

Este pequeño ejemplo me sirve para desarrollar un punto esencial en la comunicación escrita, que no es otro que el de la buena redacción. Incluyo acá la gramática y la ortografía.

Hoy en día, el avance de los medios digitales tiene consecuencias sobre la forma en que la gente escribe. La informalidad y la velocidad hacen estragos en las reglas de la escritura, y esto afecta al mensaje y por su intermedio al emisor.

El error en un texto introduce un "ruido" en la comunicación, y agrega un dato más a su decodificación por parte del receptor. Si recibo un mensaje en el que un gerente me pide que pruebe a hacer esto o lo otro "haber" qué pasa, entenderé qué me está pidiendo, pero mi visión de ese gerente cambiará negativamente (o tal vez confirme una sospecha anterior).

En muchas organizaciones no se le presta suficiente atención a la importancia de una escritura correcta para sus comunicaciones internas y externas. La calidad de un texto no solo está en el contenido sino también en la forma, y aunque parezca una verdad de Perogrullo nunca está de más recordarlo.

Cuando enviamos una gacetilla, un mensaje por correo electrónico o un informe, ese documento es una foto de nosotros, y si tiene errores de ortografía será como ir a una reunión de directorio en bermudas floreadas. Habrá, dentro del auditorio, quien sea indiferente a nuestro estilo o quien se divierta con ello, pero habrá quien se muestre molesto y lo diga, o peor aún, quien no diga nada y nos incorpore a su lista de “poco serios”.

3 comentarios:

claudio dijo...

Yo no soy tan purista a la hora de escribir. En los blogs, se ha de escribir como hablas. Lo importante es que las ideas estén bien ordenadas para que entiendan pero la ortografía a mí me da igual. No porque encuentre una falta en un determinado blog se me caerá del altar el blogger en cuestión.
Bienvenido a la blogósfera!! Intentaré pasarme seguido por aquí..un saludo

Ignacio Duelo dijo...

Gracias, Claudio.

Yo creo que hay errores y errores. Y a veces uno se da cuenta de que hubo un error de tipeo y no de ignorancia.

De todas maneras, en los documentos de cierta importancia no puede haber ni siquiera errores de tipeo, me parece a mí.

Saludos desde la Argentina.

Polo Charry M. dijo...

Alguna vez leí lo siguiente: "Un texto interesante con mala ortografía, es como un par de piernas bien torneadas con medias veladas rotas". Muy bueno el blog. Saludos desde Bogotá.